top of page

Mandarina hernandina

Citrus reticulata

Árbol de buen vigor y desarrollo. El tamaño, forma, contenido en zumo y características organolépticas del fruto son de similar tamaño a los de Clementina Fina, pero la plena coloración del fruto la alcanza unos meses después. No tiene semilla.


Se originó por mutación espontánea de Clementina Fina detectada en Picassent (Valencia).

Es productiva, aunque con ligera tendencia a la vecería.


Debe cultivarse en zona de recolección tardía y con escaso rigor en las heladas, ya que no resulta comercialmente interesante ofertar esta variedad antes de mediado de febrero.


No es conveniente demorar su recolección más de lo debido, puesto que se puede producir una ligera pérdida de zumo y de acidez que provoca una disminución en las excelentes condiciones organolépticas.

Mandarina hernandina
bottom of page